Lectura 5: Indagación científica


Lectura 5

LA INDAGACIÓN Y LOS ESTÁNDARES NACIONALES
PARA LA ENSEÑANZA DE CIENCIAS





En la lectura se plantean aspectos de gran importancia, entre ellos se destacan los siguientes:
Se presentan las posibilidades y el enriquecimiento que pueden surgir en las clases de Ciencias al usar la indagación para enseñar y aprender.
A través de una historia,  de un geólogo, se alude a las facetas que conlleva realizar una indagación científica.
Se explica además, esa naturaleza de las personas, esa curiosidad que nos caracteriza y nos lleva a preguntarnos, descubrir, dar explicaciones a los fenómenos que ocurren en nuestro entorno. Se presenta como una particularidad totalmente natural. Se explica en la lectura, que “el interés del geólogo por entender el mundo natural es un buen ejemplo de las características humanas que hacen de la indagación un poderoso vehículo para aprender”. Destaco esta frase ya que es relevante para los procesos de enseñanza y aprendizaje involucrar esta herramienta “la indagación” para propiciar y construir conocimientos.
Además, ante esta curiosidad natural, ante una sociedad donde la información se despliega masivamente, se requiere una actitud crítica de las personas para comprender, sintetizar, valorar todos esos datos que se nos presentan. Esto puede ser abordado a partir de los procesos que conllevan la indagación como herramienta, de ahí su valor pedagógico en los salones de clase. Al respecto, se alude en la lectura
Los ambientes de aprendizaje que se concentran en transmitir a los estudiantes lo que los científicos ya conocen no promueven la indagación; por el contrario, el énfasis en la indagación exige pensar sobre lo que sabemos, por qué lo sabemos y cómo llegamos a saberlo.

Los docentes debemos acercarnos a procesos de indagación que se desarrollan en diferentes centros educativos, aulas, clases de Ciencias, en este caso. Creo importante capacitarnos en torno a metodologías y formas de trabajo innovadoras, o aplicaciones que se han realizado para tener una perspectiva amplia. Se expresa que

La forma de la indagación depende en buena parte de los objetivos educativos que se quieran alcanzar con los estudiantes y cómo esos objetivos son diferentes; indagaciones diversas, tanto muy ordenadas como más abiertas, tienen su espacio en las aulas de Ciencia.

Como docentes podemos realizar las adaptaciones, la contextualización necesaria que responda a las necesidades y objetivos que están planteados según la realidad que vivenciamos. Lo importante es lograr incorporar en las clases de Ciencias este proceso de indagación que beneficia el aprendizaje y la enseñanza, además de que facilita un aprendizaje más significativo y de utilidad para los estudiantes, no son contenidos aislados o sin funcionalidad como suele pasar.
Es interesante que se proponen ciertas habilidades que se pueden incorporar en nuestra planificación para acercarnos a los procesos de indagación científica, y están categorizados según las edades de los estudiantes.
Las clases de ciencias deben ser un espacio que incremente esa curiosidad natural que poseemos desde el nacimiento por descubrir, encontrar explicaciones a hechos que ocurren en nuestro entorno y principalmente porque los contenidos de esta materia facilitan ese acercamiento. Es lamentable que tradicionalmente se priorice en la memoria, en un aprendizaje mecánico de los fenómenos.